Patrimonio Documental

Para la UNESCO, un documento es “aquello que consigna algo con un propósito intelectual deliberado”.

Los documentos constan de dos componentes: el contenido informativo y el soporte en el que se consigna. Ambos elementos pueden presentar una gran variedad de formas y ser igualmente importantes como parte de la memoria.

Producidos por la actividad humana, los documentos pueden tener un valor relevante y ser referente de la memoria colectiva de un pueblo.

Según la Ley de Patrimonio Histórico Español, el Patrimonio documental (49 LPHE) es toda expresión en lenguaje natural o convencional y cualquier otra expresión gráfica, sonora o en imagen, recogidas en cualquier tipo de soporte material, incluso los soportes informáticos.